Cómo nacieron las Ruedas de la Vida Como funciona el desarrollo de la Vida Desafíos y nudos de la vida Quiénes somos
Material de consulta Palabras clave - Reglas para saber Información sobre los seminarios Contáctese con nosotros

¿Cómo funciona el desarrollo de la Vida?

Desarrollo de la Vida grafico 1, desarrollo humano

Usted está frente a un gráfico muy sencillo: un círculo, dos EJES o coordenadas y cuatro puntos o nudos.

Observe ahora este cambio en la Rueda de la Vida.

desarrollo humano,psicoanalisis,psicologia,

Entramos al mundo desde el cuerpo de nuestra madre. La madre nos da el acceso al espacio, el espacio de la vida, el espacio de nuestro cuerpo, el espacio que será nuestro mundo afectivo y sensible. A partir de cómo fuimos recibidos por nuestra madre comienza a trazarse el círculo emocional de nuestra vida.

La madre da el derecho a la vida, el padre da el derecho a ocupar un lugar en el mundo.

El aprendizaje con la madre enseñará lo que en la vida será la calidad de nuestros espacios internos, afectivos, laborales, familiares.El aprendizaje con el padre enseñará lo que en la vida será la conquista del tiempo, la conquista del mundo, la posibilidad de ocupar un lugar en el mundo.

¿De qué calidad son los espacios que habito?

Allí late la matriz de la relación con la madre.

¿Usted puede ocupar lugares en este mundo? ¿Cómo los ocupa?

Allí late la matriz de la relación con el padre.

Retenga esta palabra: MATRIZ. Vivimos dentro de matrices. Son moldes que con su forma, conforman nuestra conducta y nuestros modos de sentir. Las matrices son inconcientes basicamente.

¿Qué quiere decir que una matriz es inconciente basicamente?

Que actúa con formas y códigos que están lejos de nuestra conciencia. Dentro de una matriz, nos movemos con escaso libre albedrío. Ya todo está jugado en ella. Estoy jugado en la matriz. La matriz nos lleva a nosotros, mientras nosotros creemos que tomamos decisiones y realizamos conductas.

¿Cómo se da cuenta usted que está dentro de una matriz?


Porque usted ha caído en un círculo vicioso de situaciones y conductas que son siempre las mismas.

¿Qué hacer ante una matriz?

Abandonarla.

¿Cómo?

Primero hay que conocerla. Saber cómo es, de dónde a dónde llega, qué código utiliza, con que peligros amenaza si la abandonamos, hacia dónde nos lleva y qué papel jugamos en ella. Luego ver por dónde podríamos salir y qué fuerza tendríamos que usar para salir. Preparar esa fuerza de lucha. La fuerza que a usted lo saca de sus matrices tóxicas no está presente. Si no usted no estaría en esa matriz. Hay muchas matrices y de muchos tipos.

Observe una vez más la Rueda de la Vida. Esta rueda está dividida en cuatro cuadrantes.

Observe edades aproximada.

desarrollo humano,psicoanalisis,psicologia,

Cada cuadrante contiene la zona de problemas que Ud. debe enfrentar cuando atraviese cronológicamente ese cuadrante o cuando lo atraviese porque un conflicto o situación, lo dejan frente a problemas que pertenecen a cada uno de los cuatro cuadrantes.

Usted accederá ahora a saber los problemas que se presentan en el primer cuadrante de la Rueda de la Vida.

Como la Rueda de la Vida es un holograma todos los cuadrantes están presentes en cada dificultad u obstáculo que enfrente en su vida. Usted se posiciona en un cuadrante, pero todos están potencialmente activados. La rueda gira todo el tiempo. Cada día de la vida está ante nosotros la Rueda de la vida.

¿Qué le dejará a Ud. el pasaje por el primer cuadrante?

La matriz de relación con la madre. La relación que cada uno tiene con lo materno.

En el inicio de la vida, madre y niño son inseparables. Hay en ellos una profunda fusión: la madre siente que su niño es una posesión. El niño siente terror ante la indefensión.

¿Qué necesita un ser humano para comenzar su vida?

"Ser recibido". Luego ser querido. Sentirse bien recibido es lo primero.

Como la separación de la madre es gradual pero inexorable, se recrea esa unión cuerpo a cuerpo, por medio del mundo de la mirada, el gesto y el modo corporal de contacto.

¿Qué es el mundo entre el niño y la madre?

Es el tejido con que se empieza a armar la vida afectiva y emocional del niño. Tejido a dos hebras: por un lado el temperamento del niño y por otro lado lo que esa madre anhela, espera, rechaza, cuida y descuida de ese niño.

Esta es la matriz de la relación con la madre.

Imagínese parado en el primer cuadrante de su vida ¿Qué mundo se ha tejido con su madre? ¿Cómo ha sentido usted las palabras de su madre, sus miradas, sus gestos? ¿Se ha sentido recibido por su madre? ¿Qué le ha dejado su abuela materna a su madre? ¿Qué esperó la abuela de esa hija que luego fue su madre? ¿Su madre anheló que usted fuera varón o mujer? ¿Qué ha esperado su madre de usted? ¿Qué casa construyó su madre para usted? ¿Cómo es hoy su casa, el clima de su casa? ¿Cómo es su casa interior? ¿Es usted una buena madre de usted mismo?

Registre sus respuestas. Observe cómo fue la historia de su madre y qué anheló ella con su nacimiento.

Usted ha quedado ante la primera matriz de reacción afectiva, ante un modo básico de cuidarse y de tratarse, ante un modo básico de esperar que los demás lo cuiden y lo traten.

Esta es su matriz materna. Su modo básico de sentir y esperar. Vuelva usted a leer qué es una matriz.

Vuelva a observar la Rueda de la Vida. Gira todo el tiempo. Cada parte está en el todo y el todo en cada parte.

Deténgase ahora en el segundo cuadrante. Usted conformará ahora la matriz de relación con su padre y accederá a saber los problemas que se presentan en el segundo cuadrante de la Rueda de la Vida.

El padre invita a salir del campo de la madre, va tirando hacia delante el hilo de la vida del niño. Va llevando al niño al mundo, alejándolo del mundo de la madre. A este padre se lo conoce en la Psicología como el padre del deseo o padre del Complejo de Edipo. ¿Ud. quiere saber qué es el Complejo de Edipo?

Es el nudo de conflicto existencial humano, por el cual el niño en su infancia queda preso en el mundo de sus padres. Preso entre la necesidad de unirse a la madre y el rechazo y atracción que le genera la presencia del padre, sacándolo de ese mundo primero, pero ofreciéndole otro. Anhelo de quedarse adentro y afuera a la vez, a solas con uno, excluyendo a otro, terror a perder a alguno de los dos.

Es la tensión entre el número dos y el número tres, que a lo largo de la vida va a manifestarse como formas de la envidia, los celos, la rivalidad y las sensaciones de exclusión.

¿Todos los seres humanos pasamos por la tensión Edípica?

Sí.

¿Por qué lo llamamos Complejo de Edipo?

Porque en la mitología griega, Edipo pasó esta vicisitud, que el Psicoanálisis llamó complejo, como tensión que cada persona atraviesa en relación a sus padres.

¿Edipo es el único mito por el que atravesamos?

No. Si la vida es un holograma, cada persona es parte de la historia de la humanidad y la historia de la humanidad vive en cada persona de modos peculiares. Los MITOS cuentan las vicisitudes del desarrollo humano y sus desenlaces.

Atravesamos muchos mitos, todos los mitos viven en nosotros.

¿Para qué sirve un mito?

Un mito es un camino ya trazado con todas las dificultades, aciertos trampas y desafíos. El hombre que atraviesa el camino del mito es el héroe. Todo mito indica una salida. Hay algo que hacer, hay una conducta que es la correcta.

Volvamos a nuestra rueda

Siga Ud. el trayecto. Ha llegado a este punto.

Una vez acá es necesaria la entrada al mundo,
a construir un hacer en el mundo.
Desarrollo de la Vida grafico 1

A partir de este punto el ser humano, con lo que le ha quedado de la matriz de relación con su madre, comienza a observar como se juega la matriz de relación con su padre en la conquista del mundo.

Imagínese parado en el segundo cuadrante. ¿Cómo fue recibido por su padre? ¿Luchó su padre por proteger su vida? ¿Ha conocido usted el amparo de su padre? ¿Ha escuchado usted las palabras de respaldo y consejo de su padre? ¿Ha tratado su padre de abrir un lugar en el mundo para usted? ¿Su padre le enseñó a luchar por la vida? ¿Con qué armas? ¿Su padre le enseñó a tener?.

Conteste estas preguntas y a la matriz de relación con su madre, súmele ahora la matriz de relación con su padre. Esta es su base de sustentación.

ACALARACIÓN: En el primer cuadrante de la rueda el desafío del niño será SALIR del cuerpo de su madre, armar una matriz afectiva y sensible en relación a ella, que quede como sensación posterior de refugio y amparo.

El primer cuadrante es de máxima ABSORCIÓN. El niño tiene una gran NECESIDAD de su madre. En ese territorio humano el uno se confunde con el dos. El dos se vuelve una dupla cerrada impenetrable. El tres se presenta primero en forma amenazadora; pero pasar del dos al tres es fundamental para que se abra el devenir de la vida.

La temática en el segundo cuadrante será TENER, lograr, adquirir. El ser humano ya no se moverá sólo por su necesidad afectiva de unión, sino por su deseo vuelto conquista, búsqueda de posesiones. El hombre aquí estará sujeto a consolidar, fundar, hacer, EXTENDERSE.

Si bien por el primer cuadrante de la Rueda es central la mirada y el gesto de afecto de los otros; por el segundo cuadrante se vuelve central los objetos materiales que se adquieren y que dan ilusión de seguridad.

El tema será CONQUISTAR, objetos, bienes, personas, posiciones laborales.

Esto es parte del tránsito humano y llegados a este punto usted ha recorrido la mitad de la Rueda de la Vida. Observe el gráfico.

Desarrollo de la Vida grafico 1

Llegados acá estamos frente al punto de mayor consolidación de las imágenes que un individuo tiene de sí y del mundo. Usted cree en la imágen de lo que vé y en lo que usted ha construído como imagen de usted mismo.

Ha tocado aquí el punto de mayor concentración de su poder personal. El ser humano en este lugar cree que sabe, cree que ve. Este es el punto cegador de la existencia: pura ignorancia rodeada de certezas.

Este es el punto de consolidación de su Yo. Deténgase en esta frase.

Aquí el hombre será: tirano, esclavo o juez. Intentará dominar a otros, quedará a los pies de otros o dará clases y sermones sobre la vida de otros.

En el primer semicírculo de la vida el hombre camina ciego frente a la luz. Todo se juega en relación a otro y al mundo. Todo lo que le sucede al individuo pasa por lo que otro le dé o le quite. La tristeza viene de otro, la paz también, la furia es la del otro.

El yo humano grita acá su inocencia frente a un otro culpable.

¿Usted ha tocado este punto de su vida?. Veamos si tiene un profundo deseo de conquistar y de adquirir objetos, vínculos, propagandas que le den ilusión de plenitud.

¿Usted cree que cuánto más tiene, más puede?.

¿Cree que sus problemas acabarán si conquistara lo que supone que le falta?

¿O usted se siente esclavizado? ¿Se siente relegado esperando que alguien lo valore o lo quiera?

¿Ha hecho del sometimiento y el silencio un modo de ser? O a la inversa ¿Ha hecho de la agresividad y el silencio un modo de ser?

Si sus respuestas son afirmativas, usted está parado en el punto crucial de su vida.

Si no sabe de qué hablamos, el punto crucial de su vida todavía está delante suyo.

Si usted lo pasó, sabe que es necesario continuar nuestro recorrido.

Si las matrices dadas por su madre y su padre ya fueron incorporadas, usted comienza a acceder a un modo de ser y actuar en el mundo, que llegará a una cima de configuración. Esta cima es la de la CONSOLIDACIÓN DEL YO, o de la imagen lograda o de la máscara. El ser humano está en posesión de todo el PODER de que dispone. Y aquí emerge triunfal, derrotado, angustiado o asustado.


Llegado a este punto de concentración de PODER personal, se observará que ese poder es en relación a OTRO. Es poder de acción sobre otro para dominarlo o inversamente, acción de otro sobre uno, para esclavizarnos.

Observe Ud. atentamente su vida hoy, su familia, su pareja, sus relaciones sociales, sus vínculos laborales. Observe su situación en su casa, la situación de su empleo, observe la dinámica de su empresa, el funcionamiento de su ciudad, de su país

La Rueda de la Vida es un holograma. El todo está en la parte y la parte contiene los elementos de la totalidad. Su mirada puede ser microscópica o macroscópica. La Rueda de la Vida marca los trayectos vitales en cualquier ámbito humano.

¿Cómo son sus vínculos hoy?

¿Cómo ejerce su poder?

¿Cuáles son sus tiranías y cuáles sus sometimientos?

Como aquí usted está parado sobre su punto ciego, es altamente probable que en sus respuestas usted se mienta. Es muy probable que usted esté seguro de que sabe lo que dice. Este también es su punto de mayor ignorancia. También es muy probable que usted dude de esto que lee, pues este punto también contiene el pasaje por las certezas y creencias de que lo que se ve y se siente es lo que sucede. Usted también está parado aquí en un punto de soberbia. Cree firmemente en lo que dice, piensa y siente.

La Rueda de la Vida sigue. Usted está parado en el punto máximo de su tiranía o su esclavización. Si usted queda aquí, usted ha dado por finalizado el despliegue de su vida. Usted cree que va por un círculo y se ha detenido en un semicírculo.

Desarrollo de la Vida grafico 1

Si desea avanzar por la Rueda de la Vida hacia el despliegue de su energía vital observe la ampliación del punto en el que ha quedado parado.

Desarrollo de la Vida grafico 1

En este punto usted ya ha logrado dar un "buen o mal perfil". Ya ha construído una imagen que quiera reafirmar o de la que se quiera retirar. Dentro de esa imagen ya se han armado todas las situaciones de su entorno que definen y reafirman su imagen.


Usted está seguro de quién es. Pero usted está sin fuerza interior.

Usted está sin fuerza para asumir los desafíos personales de su vida.

Usted está parado en la cáscara de su vida.Si la cáscara se rasgara usted caería por un precipicio.



Puede ir ahora a buscar su fuerza, su poder con usted. mismo. Tiene que ir a visitar el interior de usted mismo y para ello deslizarse hacia la incertidumbre.



Hemos entrado en otro cuadrante. A partir de ahora accederá a los problemas que se presentan en el tercer cuadrante de la Rueda de la Vida.

¿Cómo puede moverse este punto de consolidación de las imágenes que me atrapan en una versión de mi que me debilita?

Por la presión que ejerce el tercer cuadrante.

¿Qué tipo de presión?

Presión de vacío. Ese vacío se siente en el segundo cuadrante como fondo de tensión, angustia e insatisfacción.

El fondo del ser busca ese vacío, porque es vaciamiento de las imágenes falsas de mi, que se conformaron como máscara. Pero nos tenemos miedo a nosotros mismos. El vacío de imágenes que habita en el tercer cuadrante, genera miedo y un gran repertorio defensivo para evitarlo. Es miedo a nuestro ser. Pero en este vacío de imágenes nace la plenitud de las fuerzas. Nuestra máscara no aguanta la palabra vacío y crea mentiras al definirla, nos engaña atándonos a personas, objetos y situaciones que lejos de fortificarnos nos debilitan.

Ese vacío que es la puerta de giro de la Rueda de la Vida, genera tanto temor como rechazo. Se lo trata de taponar.

¿Por qué?

Por que ese vacío mueve la identidad. Mueve lo que usted. creía que era, mueve la versión que teníamos del mundo y de nosotros mismos.

La identidad tiene que fluctuar porque en esa fluctuación aparecen los elementos genuinos del ser.

¿Cómo fluctúa la identidad de este tercer cuadrante?

Pasando por diferentes personajes o modos de ser que son nuestros pero de los que no teníamos conciencia, modos de ser que nos capturan, nos hacen hablar y nos dibujan gestos de los que no nos podemos apropiar. Los otros ven modalidades de nuestra personalidad, que nosotros no siempre admitiríamos tener.

Ya en este punto emerge un profundo deseo de ser. Ya no hay tanta necesidad de otro, tanto deseo de po-sesión y comienza a despertarse el deseo de llegar a ser quien uno es.

Aquí usted ha tocado el punto de la Rueda de la Vida en que se despierta el genuino afán de buscar en uno para llegar a uno.

¿Por qué este tramo es con angustia y esa profunda dimensión de vacío?

Porque ya aquí nada puede hacerse en falso y la ilusión se rompe. Aquí el ser humano se ve llevado a SOLTAR. Soltar todo lo que creía que iba a conquistar.

SOLTAR el apego lleva a ese tránsito en el vacío para ir atravesando el dolor. El dolor se produce por el quiebre en la imagen del mundo con la que se sostenía la vida. Las creencias que usted tenía sobre si mismo se mueven. Emergen otras identidades de lo que nos rodea y de nosotros mismos.

Su percepción sufre cambios en la agudeza y el ángulo desde el cual usted observa las cosas.

El Otro y el mundo se eclipsan. usted comienza a quedar a solas con usted mismo y la vida queda frente a sus ojos como un campo crudo.

El desafío aquí es tomar la vida tal como es: cruda. Fuera de nuestros anhelos, espejismos e ilusiones. En este punto se rompe el narcisismo humano y es un punto de máxima experiencia de dolor genuino.

Imagínese ubicado en el tercer cuadrante de la Rueda de la Vida. ¿Ha atravesado alguna experiencia de sumo dolor? ¿Ha sentido que ese dolor era tan hondo que podría enfermarlo? ¿Ha perdido un amor irreversiblemente? ¿Ha sentido estados de extrañeza respecto de todo lo que lo rodea y de usted mismo? ¿No encuentra sentido en cosas o situaciones que antes lo contenían? ¿Ha llegado a leer este material hasta este punto sin aburrirse? ¿Quiere seguir leyendo? ¿Está usted en un proceso de búsqueda? ¿Aunque tenga algunas respuestas, es mayor su necesidad de seguir buscando? ¿Ha necesitado ocuparse de su cuerpo para medicarlo, relajarlo, cuidarlo? ¿Ha intentado nuevas búsquedas terapeúticas?

Si Ud. ha seguido transitando por aquí, muchas respuestas y la aceptación de muchos misterios comenzarán a serenar su vida. Algo de sabiduría comienza a bajar hacia usted. Estamos en las puertas del cuarto cuadrante de la Rueda de la Vida. Si usted observa el gráfico deténgase en el punto marcado y accederá a los problemas del cuarto cuadrante de la Rueda de la Vida.

Desarrollo de la Vida grafico 1

Cuando el ser humano toca el cuarto cuadrante ha logrado atravesar el quiebre de su creencia en lo que él era y en lo que era el mundo que lo rodeaba.

En este punto de la rueda, emerge la fuerza del espíritu humano. El hombre luego de haber soltado su re-lación posesiva con el mundo está en condiciones de DONAR sus lugares, sus aprendizajes, sus experiencias. Está en genuina posición para colocarse en función de otro, en verdadero soporte y sostén para otros. Se inicia la vida en la profunda plenitud y alegría de dar.

El hombre en el cuarto cuadrante ya queda de espaldas a su historia personal, abandonando las matrices de su madre y de su padre, habiendo reflexionado sobre sus acciones, aciertos y equivocaciones. El hombre aquí ya no lucha con el mundo, mira de frente el proceso de la muerte y renacimiento, y la impermanencia de las posesiones.

Desde aquí el ser humano que comenzó su historia saliendo de la madre, tiene la opción de volver a otra madre cósmica, universal. Usted está frente a la posibilidad de adquirir sabiduría.

Usar buena parte de la vida para tolerar entrar en el misterio de cada uno y aprender el sentido de cada día de la vida.

Aprender a morir en cada ciclo, en cada día, para poder renacer a cada día, hasta que la Rueda de la Vida se cierre definitivamente con el proceso logrado.

Recuerde usted. que la Rueda de la Vida es un holograma. Es toda su vida, cada día de su vida, una etapa de su vida. En cada acto está jugada la Rueda de la Vida entera.

En cada acto de su vida usted. deberá discernir qué debe aprender, qué debe conquistar, qué debe soltar y perder y qué debe entregar y donar

En cada acto de su vida laten espejismos que lo engañan, un vacío que lo amenaza y el miedo a sí mismo que lo acosa. Late también la plenitud de una profunda dicha interior si usted logra animarse a dejar lo que se debe soltar y a tomar lo que está esperando que usted lo reciba. Usted puede trabajar cada día de su vida para construir una ilusión, dejar otra y aprender de la sabiduría que está en el centro de la Rueda de la Vida.

Si desea hacer un recorrido más exhaustivo por la Rueda de la Vida presione AQUÍ.

Copyright © Ruedas de la Vida 2007 Design by Dinamo